Gastronomía

En la época de invierno son típicos los platos de la matanza del cerdo: olla de coles, pestorejo asado, cachuela, chacinas, etc.

También son muy codiciados los gurumelos, que son unas ricas secas que se crían en la Sierra de Huelva.

En repostería son muy usuales los dulces fritos: gañotes, hojuelas, pestiños, cagajones de puño, buñuelos de viento, chupepillas, piñas de piñonate, engañabobos y roscos.

En la Pascua de Resurrección no pueden faltar los bollos de pringue con huevos dentro. También son típicas las tortas “follás”, hechas con manteca y chicharrones.

Por las Cruces de Mayo es imprescindible degustar las habas “enzapatás”, cocidas con poleo, así como los revoltillos con un buen trozo de pan de pecho mojado en la salsa.

En las fiestas patronales de San Juan Bautista es común de ver comer la caldereta y el gazpacho. Por la mañana pueden degustarse alfajores y tortas, regados con aguardiente, que es la bebida alosnera por excelencia.

Muy popular para mitigar la sed en el verano es la ensalada de pepinos, a base de pepino muy picado, aceite, vinagre, sal y agua.

 

Si lo has sentido compártelo ...Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest1